domingo, 19 de diciembre de 2010

SALIDA INICIACIÓN A LA MONTAÑA INVERNAL - FORMIGAL

Este fin de semana, como tenía que descansar después del maratón de Castellón, he estado en Pirineos en una salida de iniciación a la montaña invernal organizada por el GMP. Bueno, ha sido Gabi quien ha montado esta salida (gracias de nuevo!!!) y nos ha dado unas directrices básicas para manejarnos con algo de seguridad en la montaña durante el invierno, aunque estos conceptos los tenemos que ir asentando poco a poco para no tener problemas y si hacemos un curso con monitores oficiales eso que llevamos adelantado!
El viernes por la tarde salimos de Valencia en la furgo de Diego, cargada hasta los topes, con Gabi, Pat y La Rubia dirección a Piedrafita de Jaca donde íbamos a pasar la noche. Llegamos los primeros, seguidos de Cathy y Mamen (que venían también en furgo) y un poco más tarde de Nacho, Mónica (la presi!), Miguel y Marian. A medianoche llegó el último coche con Javi, Eva, Arnau y Popi. En total, 14 aprendices y un profe!
La mayoría pasaron la noche en el albergue de Piedrafita, pero algunos decidimos quedarnos a dormir en las furgos a pesar del frío que hacía! Yo me quedé con Diego en su furgo a dormir en el saco, aunque no estaba muy seguro de si el saco sería suficiente para aguantar la temperatura que había... Pero lo fue: dentro del saco se estaba estupendamente, pero cuando sacabas la cabeza de él, notabas un frío que cortaba la respiración!
Cuando nos levantamos el sábado el termómetro marcaba -8ºC! y dentro de la furgo el agua estaba congelada!!! Cathy, que también había dormido en su furgo, dijo que el termómetro que tenía dentro de la furgo marcaba -2ºC! Pero lo peor fue tener que vestirse a -8ºC: en gallumbos y de manga corta en la calle! brrrrrrrr! Sin embargo, el día que teníamos por delante tenía una pinta estupenda: un cielo despejado y sin previsión de nubes!
El plan que nos tenía preparado Gabi para el sábado era teórico-práctico: explicación de técnicas de avance en pendiente sobre nieve/hielo, autodetención, manejo de ARVA, etc. Así que nos dirijimos hacía el parking de El Portalet de la estación de Formigal, desde donde nos dirigimos a una zona donde hubiera una pala de nieve con las características de nieve y pendiente necesarias para iniciarnos: fue junto a la frontera francesa (que cruzamos).
Comenzamos con el manejo de los crampones y el piolet en pendientes practicando el paso de pato, ascenso en diagonal, descensos... Después pasamos a hacer ejercicios de autodetención tirándonos por la pendiente de espaldas o de frente y con los pies por delante o por detrás. Espero no tener que utilizar estas técnicas nunca (excepto para practicarlas de vez en cuando...). A continuación, Gabi nos contó cómo hacer anclajes en nieve, realizando una seta de nieve y con una bolsa de nieve, realizando posteriormente un mini-rápel. Finalmente, hicimos prácticas con el ARVA (para lo que tuvimos que cambiarnos de emplazamiento puesto que la sombra de la montaña nos había dejado pajaritos).
En todo esto consistió nuestra jornada de instrucción sobre la montaña invernal, con lo que nos habíamos ganado nuestra recompensa en Sallent de Gállego a modo de cervecitas! ;-) Más tarde regresamos a Piedrafita donde cenamos y nos fuimos a dormir (nosotros de nuevo a la furgo!).
Esta mañana nos hemos vuelto a levantar con -7ºC en el exterior del vehículo y con el vapor condensado en su interior también congelado en los cristales... pero mucho mejor que ayer: ya nos estábamos acostumbrando! (en realidad es que ayer me fui a dormir con la ropa del día siguiente puesta, para no pasar frío cambiándome esta mañana, jejeje).
La ruta que hoy nos tenía preparada Gabi era la de subir al pico de Las Arroyetas (2573 m) desde el parking de Anayet de la estación de Formigal. Así, nos dirigimos, a pie la mayoría y Gabi, Pat, Cathy, Mamen y Paco (un amigo de Cathy) con esquíes de montaña, hacia el barranco de Culivillas cargados con nuestras mochilas. Poco a poco fuimos subiendo en dirección a los ibones de Anayet, con unas vistas preciosas. Una vez en los lagos helados, y una vez visto el tiempo que habíamos invertido en la subida, Gabi prefirió cambiar la subida de Las Arroyetas por la del Espelunciecha (2397 m) para evitar problemas a la hora de la vuelta. Así que nos dirigimos hacia allá y cuando más se empinaba, nos encontramos en la cima mucho más rápido de lo que esperaba! Las vistas desde allí eran espectaculares! Gabi nos indicó la mayoría de los picos que se veían desde allí (se los sabía casi todos!!!) y tras una breve pausa, procedimos a descender de nuevo hacia el barranco Culivillas, de nuevo hacia el aparcamiento para dar por finalizada la ruta en un día espectacular tanto por las vistas como por el excelente tiempo que tuvimos, totalmente despejado.
Con esto, recogimos todos los tratos (metiendo todas las mochilas a presión en la parte trasera de la furgo de Diego) y nos volvimos a Valencia. Un fin de semana estupendo el que hemos pasado en todos los sentidos, tanto por lo aprendido, como por el entorno, pero sobre todo por la excelente compañía que disfrutamos en todo el finde, con mención especial a los compañeros de viaje de ida y vuelta Gabi, Ana y Pat. ¡Gracias a todos por lo bien que lo hemos pasado!

domingo, 12 de diciembre de 2010

1er MARATÓN INTERNACIONAL CIUDAD DE CASTELLÓN

Hoy he corrido mi primera maratón fuera de Valencia (mis 6 participaciones anteriores fueron todas aquí) y ha sido en la vecina Castellón. Este año me he decidido por hacer mi (en principio) maratón de la temporada aquí debido al traslado de fecha de febrero al próximo noviembre de mi tradicional maratón de Valencia. Por ello he tenido que cambiar la preparación completamente.
Por desgracia, mi preparación previa a la carrera ha sido este año un absoluto desorden, y no he podido entrenar con ninguna rutina y no he hecho casi ninguna serie ni, lo que es peor, casi ninguna tirada larga de preparación (mi mayor largo ha sido de 23km... no comment). Pero bueno, aún no habiendo preparado la carrera como toca, me decidí a ir animado por mi buena e inesperada marca en media maratón hace 3 semanas (1h23'), aunque tenía la preocupación de cómo me responderían los músculos tan un esfuerzo tan continuado.
Así pues me presenté esta mañana en la linea de salida junto con Fernando G., Jose Vicente y Laura para volver a intentar bajar de las 3 horas de tiempo. La idea era salir entre 4'10"-4'15"/km y si al final me encontraba en condiciones, intentar mejorar mi marca y bajar de 2h55' en el mejor de los casos. No es que fuera una apuesta arriesgada, no... lo que era es una locura!!! ¿Cómo podía pretender llevar esos ritmos sin una preparación adecuada? Bueno, el caso es que ese fue mi planteamiento.
De este modo he salido al ritmo previsto corriendo ligeramente por delante del grupo sub-3h, pero demasiado pronto, alrededor del kilómetro 2-3, he comenzado a notarme sobrecargado de los tibiales: ¿qué pasaba? No le he hecho mucho caso (no tenía más remedio) y he continuado a ese ritmo corriendo por delante de ese grupo, no muy lejos. Pero poco a poco he ido notando cómo se me iban cargando también los gemelos, y después los isquiotibiales, y más tarde los cuádriceps. Esto ha sido muy poco a poco, y mientras tanto el grupo sub-3h me había absorbido y superado, aunque no se me ha ido a más de 20-30 m. Así, con estas molestias, he pasado la mitad de la carrera en 1h29'14".
He seguido al ritmo que llevaba desde el principio y me a esa altura me he recuperado un poco, consiguiendo alcanzar de nuevo al grupo e incluso ponerme por delante, pero ha sido sólo un espejismo. Me encontraba lleno de fuerzas, pero muscularmente cada vez me encontraba peor hasta que a partir del kilómetro 27-28 he comenzado a perder contacto con este grupo. Las piernas no me respondían aunque yo me esforzara al máximo.
Había llegado el momento que no deseaba llegara (aunque sabía que iba a llegar) y no tenía más remedio que cambiar mi planteamiento: tenía que resistir e intentar perder el menor tiempo posible. Me he visto obligado a bajar el ritmo hasta los 5'/km aproximadamente ya en el kilómetro 31. Si seguía así, ¿llegaría incluso a parar? No lo iba a permitir. Muchos corredores me pasaban a toda velocidad y yo me iba hundiendo, pero no paré de darlo todo. A pesar de llevar las piernas supercargadas, he continuado a tope y no me he dado por vencido, de manera que he conseguido mantener ese ritmo.
A falta de 5 kilómetros, con un esfuerzo y sacrificio que me ha sorprendido incluso a mí, he conseguido correr algún kilómetro a 4:45'/km. ¡Increíble! Y sin nada de fuerzas en las piernas he podido traspasar la línea de meta en 3h8'16". Había conseguido una marca que estaba a más de 10 minutos de mi mejor tiempo, pero el sacrificio que había necesitado para conseguirlo creo que había sido mayor que en aquella ocasión y el hecho de no haber preparado la carrera y haberla acabado con ese tiempo me hace estar supersatisfecho.
Nada más superar la línea de meta y comenzar a caminar, todos los músculos de las piernas se me han quedado rígidos y me he puesto a caminar como un pato con las piernas como palos. ¡Menos mal que no he parado a mitad de carrera, si no, no llego!
Y no quiero acabar esta crónica sin decir que Fernando se ha salido en esta carrera, mejorando su mejor marca y acabando en 2h39'. Un tiempazo al que la mayoría de los mortales jamás llegaremos por mucho que entrenemos. ¡Enhorabuena!
Y también quiero agradecer el apoyo de las miles de personas que han abarrotado algunos tramos de las calles del centro de Castellón, con un apoyo enorme como nunca haya disfrutado en ninguna carrera. Un 11 para el público. Y especialmente para Ismael, Javi y Marta! Gracias!

miércoles, 24 de noviembre de 2010

CROSS LARGO UNIVERSITARIO

Tres días después de mi estupenda media maratón, este mediodía he corrido el segundo de los crosses del campeonato interno universitario, esta vez sobre una distancia aproximada de 8 km en la arena de la playa de la Malvarrosa.
No tenía previsto ir a este cross para darle descanso a mi rodilla, pero debido a que ayer tuve que descansar por compromisos caseros, decidí que iría a correr a la playa.
En la salida eramos 19 corredores, aunque sólo 5 de ellos estuvieron compitiendo por la victoria (aunque fue de nuevo Emili quien ganó gracias a un cambio en el tramo final de la carrera sobre arena blanda). El resto estábamos allí para hacer lo que pudiéramos...
Esta vez había gente con un poco más de conocimiento que en el anterior cross, saliendo la mayoría controlando su ritmo y con pocas variaciones de posiciones. Al final del primer tramo sobre arena blanda iba ya en la undécima posición (que sería la que al final ocuparía), junto con Pablo y otro chico. Pablo se me fue algo en el primer tramo de arena dura, pero sobre recuperé ese tiempo nuevamente sobre la arena blanda. El tercer chico lo tenía pegado a mí durante todo este tiempo.
En el segundo tramo sobre arena dura intenté que Pablo no se me fuera mucho y forcé un poco el ritmo, descolgando a mi seguidor. Pronto, en el tramo blando, volví a dar caza a Pablo, pero iba empezando a notar agotamiento y al final del tramo blando ya me había descolgado unos 10-15 m y en el tramo blando no fui capaz de mantener el ritmo y se me escapó. Llegué a meta en 37'01", a 25" de Pablo. Por detrás el otro chico se había desfondado en el último tramo blando.
Llegué exhausto a la meta y algo mareado por el esfuerzo, tal vez pagando el poco tiempo transcurrido desde la media (y mucho más agotado que en ella), teniendo que pasar un par de minutos hasta que pude recuperar el aliento. Pero lo más importante es que parece que la rodilla no se resiente del esfuerzo y que aguanta gracias a mi trabajo diario de hielo y antiinflamatorios! ¡Que siga así!

domingo, 21 de noviembre de 2010

XX MEDIO MARATÓN VALENCIA

Esta mañana he corrido la media maratón de Valencia, la primera carrera que hago aquí sin contar las maratones, rompiendo mi regla no escrita de no correr aquí nada más que la maratón. Pero he tenido que romper esta "norma" mía porque esta temporada no se correrá la maratón y para compensar correré (si todo va bien) la maratón de Castellón dentro de 3 semanas. Por ello necesitaba correr una media homologada a modo de test y la mejor era la de Valencia.
Esta última semana la he pasado sin entrenar nada porque el lunes comencé a notar molestias en mi rodilla izquierda (es la tendinitis de la inserción del bíceps femoral en la rodilla, que vuelve a darme dolores de cabeza...) y he estado los últimos días con hielo y antiinflamatorio en la rodilla. Sin embargo, no me terminaba de sentir lesionado y por eso he decidido correr de todas formas para ver como reaccionaba.
Además, aparte del test para Castellón y con permiso del estado de mi rodilla, tenía 2 motivaciones adicionales que me "obligaban" a correr. La primera es que teníamos una pequeña competición entre cinco orientadores de nivel similar y de la que habían apuestas! ¡Así que tenía que medirme a mis amigos orientadores Sergio y Ruso (UPV-O) y Héctor E. y Miguel (Colivenc)! La segunda de las motivaciones era la de conseguir una marca por debajo de 1h23' para obtener plaza para la maratón de Nueva York sin necesidad de sorteo.
Salimos los cinco juntos a un poco más de 4 min/km sin forzar demasiado. David y yo íbamos siempre los primeros marcando el ritmo y los otros tres iban tranquilamente detrás sin forzar entre la gran cantidad de corredores (finalizaron 6918 atletas!). El mayor problema de la carrera ha sido el viento que soplaba con fuerza de poniente y siempre que lo teníamos de cara se dificultaba bastante la carrera. Alrededor del kilómetro octavo Héctor E. ha comenzado a no sentirse bien de piernas y se ha quedado y poco después hemos perdido de vista a Sergio, aunque no ha perdido el ritmo mientras que al mismo tiempo el Ruso se ha escapado un poco.
Miguel y yo hemos ido recuperando poco a poco distancia y sobre el kilómetro 13 hemos vuelto a alcanzar a David. Yo me encontraba bastante cómodo con el ritmo y no sentía ninguna molestia en la rodilla, así que a partir del avituallamiento del kilómetro 15 he aumentado el ritmo hasta 3'45" aproximadamente, dejando atrás al Ruso y Miguel. Ahora, puesto que mi rodilla respondía favorablemente, mi meta era conseguir la mínima para Nueva York.
Llevaba un ritmo clavado de 4 min/km y lo tenía difícil, pero he decidido intentar bajar esa marca de 1h23', mejorando de paso mi mejor marca. Así, poco a poco he ido adelantando a numerosos corredores y controlando el cronómetro que me decía que iba justo en progresión. Los 2 últimos kilómetros los he hecho en 3'40" y en 3'42", a tope! Hay que decir que he sido totalmente legar durante toda la carrera y no he recortado ni un metro en las curvas (no me he subido a las aceras, ni nada por el estilo...)
Al llegar a ese kilómetro 21 he mirado el tiempo oficial que había en la llegada y he visto que marcaba 1h22'48". ¡¡¡Hay que darlo todo para bajar de 1h23'!!! He pegado un cambio brutal y he esprintado todo lo que he podido, pero me ha faltado nada para conseguirlo (hacer los últimos 100 m en 12" hubiera sido de récord, no se como se me ha ocurrido ni intentarlo...): he acabado en 1h23'02" (tiempo oficial), pero en un tiempo real de 1h22'51" en una más que destacable plaza 253. IM-PRE-SIO-NAN-TE. Si llego a saber que estaba tan bien, habría entrenado más!
Al final, he terminado venciendo nuestra competición orientadora y nadie ha acertado la porra. ¡Nadie me había dado como ganador! ¡Ni yo mismo! (me había puesto el último por mis molestias de la rodilla...). Miguel ha llegado en 1h23'38" (estupendo debut), el Ruso en 1h23'50", Sergio en 1h25'01" (debutando también) y Héctor E. en 1h29'33".
Lo cierto es que no me esperaba este resultado: eso de estar toda la semana descansando me ha venido muy bien para recuperar fuerzas y la rodilla! Estoy muy muy muy contento y satisfecho con este gran resultado. Ahora a seguir con lo poco que queda de entrenamiento hasta Castellón. ¡Allá voy!

domingo, 7 de noviembre de 2010

XXV PUJADA AL CASTELL DE XÀTIVA

Esta mañana he participado en la octava carrera del Circuito Diputación de este año, consiguiendo así en la última carrera finalizar las ocho carreras necesarias para completar el circuito. Se trataba de la Pujada al Castell de Xátiva, la carrera que tradicionalmente cierra este circuito de carreras populares, con el recorrido habitual de 10km que incluye la subida y bajada hasta el castillo.
Para esta ocasión tenía clara que la táctica a utilizar debía de ser la de salir a tope desde el principio, ya que para mí una carrera de esta distancia se me queda bastante corta y no me da tiempo a recuperar posiciones con los kilómetros. Así que salí a tope con un primer kilómetro a unos 3'40"/km, aunque rápidamente lo bajé a 3'55" ya que no puedo aguantar ese ritmo durante mucho tiempo y las rampitas junto con el elevado número de participantes no me permitían ir más rápido.
Así, poco a poco fui adelantando a gente, superando en el kilómetro 4 a Marta Cambra, corredora a la que no había podido superar esta temporada. Sin embargo, pronto empezó la fuerte subida al castillo y ahí lo comencé a pasar mal: en el kilómetro 6 alcancé a Cristina Loeda, pero se me volvió a escapar en el último kilómetro de subida junto con otra gran cantidad de corredores. Sin embargo, en cuanto comenzó la bajada, comencé a superar a todos estos corredores bajando a una velocidad brutal, con un kilómetro 8 realizado a 3'09" (por una carretera con muchas curvas de 180º muy peligrosas).
Seguí esforzándome al máximo hasta la meta corriendo a la máxima velocidad que podía y acabando a escasos segundos de la primera clasificada femenina con un tiempo real de 39'51", bastante contento por la remontada de los últimos 3 kilómetros y poniéndome poco a poco fino de cara al objetivo de la maratón de Castellón del mes próximo. ¡Ya os lo iré contando!

miércoles, 3 de noviembre de 2010

CROSS CORTO UNIVERSITARIO

Este mediodía (a las 14:30h) he participado en la primera jornada de los crosses que organiza de UPV como Campeonato de Cross interno y valedero para representar a la universidad en los campeonatos interuniversitarios (estos sólo para estudiantes).
Sin embargo, para este campeonato interno pueden participar tanto estudiantes como antiguos alumnos y personal que trabaje en la universidad. Así que allí me presente! Se trataba de una carrera por la playa de la Malvarrosa de 5430m en la que se daban 2 vueltas por la arena, pasando tanto por la arena blanda-seca como por la dura-mojada (por la orilla) a la que sólo fuimos 22 participantes.
Nada más darse la salida al cross, veo como todos los corredores salen "escopeteaos" y me quedo el último clavado en la arena. Lo primero que pienso es que están locos!!! ¿A quién se le ocurre salir a muerte por la arena blanda, con lo que quema correr así quedandote clavado a cada paso? Eso mismo debió pensar el Ruso que salió a mi ritmo. Yo lo tenía claro: ya caerían poco a poco...
De esta forma salí sin prisa pero sin pausa y poco a poco fui alcanzando a los primeros chicos y enseguida a las primeras chicas, de modo que tras la primera recta sobre arena blanda ya había superado a las 3 chicas y a 3 chicos. La carrera ya se había estirado bastante y conmigo sólo parecía mantener el nivel el Ruso y algo más alante Miguel Polo. En el primer tramo de arena dura superé a otro participante y David se quedó de mi ritmo.
En el segundo tramo de arena blanda fue cuando la gente acabó de morir... Uno tras otro fui superando a otros 5 chicos y al llegar a la arena dura sólo me preocupaba que Miguel Polo no me alcanzara, ya que no cedía en su ritmo. Así, poco a poco, fui acercándome a un lejano corredor que no esperaba alcanzar: Aqua. El resto de corredores quedaban ya fuera de mi alcance. Pero no pude alcanzarle ya, acabando en una excelente 9ª plaza con 24'07" a 4' del ganador, Emili.
Un muy buen resultado para ser el primer contacto del año con la arena blanda! El próximo 24 de noviembre la segunda jornada... ya veremos como se da tras la media de Valencia!

domingo, 24 de octubre de 2010

XIII GRAN FONDO CIUDAD DE MANISES

Esta mañana he corrido en Manises mi séptima carrera del Circuito Diputación de este año y ya tengo más cerca el objetivo de todos los años de terminar al menos 8 de las 12 carreras que lo compone (y así poder puntuar). Este año está siendo bastante difícil completarlo por lesiones, trabajo, otras disciplinas... vamos, que no paro! Se trataba de una carrera de 16,6 km que ya he hecho varias veces otros años y que me gusta bastante.
El caso es que llevo varias semanas casi sin entrenar por el trabajo y por oposiciones, pero allí estaba en la carrera sin tener muy claro lo que hacer: mi primera idea era la de salir no muy fuerte alrededor de 4'15"/km con Javi León (que también lleva unos meses difíciles por lesiones varias), pero mientras trotabamos para calentar le dije que iba a salir con la táctica suicida de ir a tope de salida y ver hasta donde llegaba. ¡Y eso es lo que hice!
Salí a 3'50"/km los primeros 2 kilómetros para no perder de vista a las primeras chicas y me encontraba a escasos metros de Carmen Sala, Patricia Montalvo y Marta Cambra. Juanjo me vio pasar y me dijo que tuviera cabeza: ¡a buena hora! Pero bajé el ritmo a 3'55"-4'/km y mantuve la posición algo por delante del grupo de Marta (Carmen y Patricia se fueron poco a poco) hasta el kilómetro 7 donde empecé a notar que el ritmo era demasiado rápido.
A mitad de recorrido (primera vuelta) iba justo de fuerzas y Juanjo me dijo que buscara un grupo para ir más cómodo, pero no lo encontré. Bajé el ritmo a 4'10" esforzándome por no perder mucho tiempo. Javi me adelantó pronto y pero Marta también iba justa y no la perdí de vista. Al final, los 2 últimos kilómetros tuve que bajar de nuevo el ritmo a 4'20", pero llegué bastante bien a la meta en la posición 99 de casi 900 corredores entrados en meta con 1h6'38", mi mejor tiempo en esta carrera.
Habiendo visto mi estado de forma en esta carrera vuelvo a pensar en hacer la media maratón de Valencia y atreverme con el maratón de Castellón... pero tengo que entrenar bastante en el poco tiempo que queda para hacer carreras dignas, que no estamos para pasarlo mal!

domingo, 17 de octubre de 2010

X TROFEO INTERNACIONAL DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA

El finde del 16 y 17 estuve en la penúltima prueba de la liga nacional de orientación que se disputaba en Pedroche (Córdoba), pero puesto que no puedo ir a la última de las carreras, esta era mi última carrera de liga nacional. Para mí no era una cualquiera porque en ella decidía mi clasificación definitiva y antes de comenzar mi media de puntuación de carreras estaba en 58 puntos (por incluir en la media los puntos del Trofeo Costa Cálida en el que me lesioné y obtuve 37 y 10 puntos), por debajo de los 60 para mantener la categoría. Así que tenía que obtener unos 150 puntos entre los 2 días para alcanzar la puntuación necesaria.
Salimos el viernes en la furgo de la UPV cargada hasta los topes con los trastos de Sergio, JC, EcO, Lau, Manudona, Aqua, Jana, Ondrej y míos. Tras 5 horas de viaje llegamos a Pedroche a las 22h, con tiempo para cenar e irnos a dormir para el día siguiente. Jaifla, Ruso, Mila y Mario salieron más tarde y ya estábamos dormidos cuando llegaron.
16 OCTUBRE. DISTANCIA LARGA (10,4 km - 215 m - 24 balizas - 1:15000)
Esta era mi primera carrera en 5 meses y decidí salir asegurando para coger confianza y no fallar demasiado. Así, en el primer tramo entre las baliza 1 y 13 perdí entre 30" y los 2' por baliza por pequeños errores de aproximación o de rumbos inadecuados, aunque hubo varias balizas que hice a muy pocos segundos del mejor parcial. Hasta ese momento estaba haciendo una muy buena carrera, muy concentrado, estando situado entre los 10 primeros.
Sin embargo, en la baliza 14, ya algo cansado, tuve un error de concentración y decidí pasar una valla por un paso que iba en la dirección contraria a la que debía llevar, haciéndome perder 5'. Pero me recuperé bien y pronto volví a estar en tiempos de los mejores parciales o con errores inferiores a 1' hasta la baliza 17. En la baliza 18 volví a tener un error importante, perdiendo 5' más al no interpretar bien el plano y desorientarme, pero por suerte encontré la baliza y pude seguir a tope.
Iba ya bastante cansado físicamente, y no quería volver a equivocarme y perder más tiempo, por lo que decidí bajar el ritmo y asegurar las balizas que me quedaban. El resultado fue bastante bueno, consiguiendo hacer los últimos parciales entre las balizas 19 y 24 con pérdidas inferiores a 30" (eran tramos no muy largos e iba casi sin fuerzas).
Al final acabé en 1h28'56", a menos de 13' del ganador, obteniendo una puntuación de 86. Sin esos dos graves errores, habría estado muy cerca de los primeros, por debajo de 1h20'. En cualquier caso, fue un resultado excelente, el mejor de toda la temporada y en el momento que menos había entrenado, pero que gracias al terreno, una dehesa (pintada de blanco) que permitía correr a la perfección, me ayudó a no perder mucho tiempo.
Sergio acabó segundo esta carrera y JC séptimo, quedando ambos con posibilidades de subir al podium al día siguiente.
Ese día, me dijeron que creían que la media necesaria para la permanencia estaba en los 65 puntos, valor que con el resultado de hoy me resultaba imposible de alcanzar al día siguiente, pero que creían que la puntuación de 10 no la tendrían en cuenta para la media. Si esto era cierto, tenía la permanencia asegurada, pero en el caso de que contabilizaran el 10, no la tendría. Bueno, no podía saber seguro la puntuación que necesitaba al día siguiente para obtener la permanencia, así que decidí que al día siguiente tenía que ir a por todas!
Por la tarde la dedicamos a tareas lúdicas en el pueblo de Pedroche, un pueblo pequeñín del norte de Córdoba que en época de la Edad Media había tenido su importancia. Desde la organización de la carrera organizaron una visita cultural al pueblo y nosotros hicimos parte de ella, subiendo a la torre del pueblo y entrando a una ermita, pero nos cansamos pronto y decidimos ir a las salas municipales del juego: había futbolines y ping-pong y como todos somos demasiado competitivos, estuvimos un rato picándonos. Primero eché un futbolín con Mila contra Eva y Miguel (Colivenc) y en cuanto pudimos Miguel y yo nos fuimos al ping-pong.
17 OCTUBRE. DISTANCIA MEDIA (5,6 km - 135 m - 25 balizas - 1:10000)
El domingo tocaba la segunda de las carreras y tenía claro lo que tenía que salir para hacer una buena carrera: concentración, leer mapa y no correr demasiado. Además, sabía que 4' antes de mí había salido Jaifla y que 4' detrás salía JC.
Salí muy bien y durante las 5 primeras balizas fui casi directo a la baliza estando muy cerca de los mejores tiempos quedando a no más de 40" de los mismos. Pero en la baliza 6 tuve un error importante, en que tracé mal la ruta y calculé mal la distancia a la baliza, no encontrándome donde pensaba y dando unas cuantas vueltas hasta que encontré mi baliza 7! Ya sabía donde estaba y fui directo a mi baliza 6: perdí 3'30".
Rápidamente volví al mapa haciendo muy buenos parciales las balizas 7 y 8, a pocos segundos de los mejores tiempos y consiguiendo en la baliza 9 el mejor parcial de los participantes. Pero en la baliza 10 volví a fallar por correr demasiado y tuve que volver hacia atrás perdiendo 1'30" y en la 11ª volví a perder 3' tras pasar muy cerca de la baliza y pasármela y confundir posteriormente la vaguada por un fallo de concentración.
De ahí al final encadené bastantes buenos tiempos en todas las balizas, perdiendo alrededor de 30" por baliza de media, consiguiendo un tiempo total de 47'33". Si no hubiera tenido los 3 errores graves que cometí, habría bajado de 40' sin problema. El ganador hizo 38'55", con lo que mi puntuación fue de 82 puntos, consiguiendo más de la puntuación que me había propuesto en un inicio.
Jaifla hizo un 4º puesto en esta jornada y el Ruso un 9º, pero Sergio no tuvo su mejor día y perdió la ventaja que llevaba del sábado acabando en una meritoria 5ª plaza del Trofeo. JC tampoco hizo una buena carrera y fue adelantado por Jaifla y el Ruso en la general.
Con todo esto, y esperando la clasificación general de la liga, espero haber mantenido la categoría y espero que el año próximo tener un poco más de continuidad en las carreras y que las lesiones me respeten y poder disputar los puestos a los compañeros del equipo!

domingo, 26 de septiembre de 2010

X FONS DE LA TARDOR

Esta mañana he corrido mi segunda carrera del año de la Copa de España de Carreras por Montaña de las 4 disputadas. La verdad es que este año no me ha resultado fácil correr por montaña debido primero a la tendinitis que tuve en la rodilla en marzo y después por el trabajo, pero, aun sin entrenar mucho, esta era una carrera a la que tenía que ir sin excusa por celebrarse en la Vall d'Uixó.
La carrera se disputaba sobre una distancia de 25 km y un desnivel de subida de 1700 m, con lo que conociendo un poco la zona y viendo el perfil, estaba seguro que iba a ser muy dura. Además, mi entrenamiento de los últimos meses había sido muy reducido, lo que hacía que correr esta carrera fuera todo un reto.
La salida tuvo lugar en 2 tandas: la de los federados que participaban en la Copa a las 8:00 (Emili casi llega tarde...) y la del resto a las 8:30. Yo salía con los primeros para puntuar en la Copa, pero sin intenciones de competir a muerte. Tenía claro que tenía que salir para intentar llegar al final sin mucho sufrimiento, así que salí casi al final del pelotón de los poco más de 100 participantes que eligieron esta opción. Además, estaba claro que los primeros de la carrera Open me alcanzarían, con lo que los estaba esperando durante la carrera...
Así que salí al ritmo de Marian de salida, que era llanito, pero pronto la pasé para cogerle un poco de ventaja ya que ella sube mejor que yo y así la llevaría más cerca para las bajadas que yo hago mejor. Y así se sucedieron los kilómetros: en las subidas ella se me escapaba y en las bajadas yo la alcanzaba o superaba. Como eramos tan pocos en la carrera, no se formaron muchos tapones por la presencia de corredores lentos: cada uno cogió su ritmo y esporádicamente superabas/te superaba algún corredor.
Las subidas del recorrido eran muy muy duras, teniendo que ayudarte a subir a veces incluso con las manos, pero las bajadas no me parecieron muy duras, pudiendo bajar corriendo y disfrutándolas. Además, las vistas que había en las cumbres eran muy bonitas, con toda el valle que iba desde las montañas de la Vall hasta el mar... Además, el tiempo nos respetó mucho, con una fresca brisa a primera hora que fue dando paso al calor con el transcurso de las horas.
Cuando iba por el kilómetro 18-19 me alcanzó el primer corredor de la carrera Open: "¡Pues sí que van rápidos, ya me saca media hora y aún me queda un buen tramo!" pensé. Pero de ahí hasta el final sólo me pasaron otros 9 corredores. Y de este modo llegué a meta, tras sufrir un poco en la última bajada por estar ya sin fuerzas, con un bastante buen tiempo dado mi entrenamiento: 3h01'21", acabando muy contento del resultado de mi esfuerzo.
¡El día que me ponga a entrenar la carrera por montaña, seguro que mejoro mis ritmos!

sábado, 18 de septiembre de 2010

XXV MEDIA MARATÓN PUERTO SAGUNTO

La sexta carrera que disputaba este año en el Circuito de Carreras Populares Diputación de Valencia era en Puerto de Sagunto, sobre una distancia de media maratón. Esta carrera era también este año Campeonato de España de Media Maratón, pero para participar en ella pedían marcas mínimas (menos de 1h20') y yo no tengo esa marca, con lo que no entro dentro de la clasificación de ese campeonato.
La carrera empezaba a las 18h, y el tiempo prometía buenas condiciones ya que estaba bastante nublado, amenazando lluvia (pero al final no hizo acto de presencia): vamos, unas condiciones excelentes. Tal vez en algunos puntos del circuito hizo un poco de viento, pero no condicionó la marcha de los corredores.
Esta carrera me la planteaba con intenciones de probarme en larga distancia, con lo que tenía claro que no iba a salir a tope desde el principio dado el precedente de la última carrera que hice en Catarroja donde en el kilómetro seis ya estaba desfondado. Pero, desafortunadamente, poco antes de salir para la carrera tuve un incidente con la bicicleta (después de comer -a quién se le ocurre!- me puse a ajustar el pedal automático de mi mountain bike y para probarlo me subí a la bici, con tan mala suerte que al intentar no caerme, me golpeé la pierna con el pedal y me hice un tajo...) y me hice un corte de 3-4 cm de largo en la zona del soleo-tendón de Aquiles que me dolía un poco.
Así marché para la carrera con más dudas que nunca sobre cómo correr (incluso dudaba si podría acabar la prueba). Tras recoger el dorsal, me convencieron para que fuera al puesto de la Cruz Roja para que me echaran un vistazo al corte (que yo me había curado como había podido...), me pusieron unos puntos adhesivos y me dijeron que no tenía ningún problema para correr. Con este golpe de moral, me puse a calentar sin problema y decidí hacer la carrera como tenía prevista: a un ritmo de 4'15"/km de salida e intentar llegar lo más lejos posible a esa velocidad.
En la salida, coincidiendo con varios compañeros del equipo, encontré a Fernando Redondo y a Ismael que también querían hacer lo mismo, con lo que nos juntamos los tres y salimos juntos. Al poco se nos unió también Carlos Sanz y fuimos al ritmo establecido. Sobre el kilómetro 7 alcanzamos al grupo de 1h30', pero para evitar problemas de tropezones, Fernando, Ismael y yo decidimos superarlo y seguir a nuestro ritmo sin importarnos del viento existente en ese tramo. Así, los tres seguimos a nuestro ritmo entre 4'10" y 4'15"/km hasta el kilómetro 16 aproximadamente en el que nos separamos... A esas alturas, la carrera ya era un éxito al haber mantenido el ritmo deseado en la salida.
Yo pasé una minicrisis y perdí unos metros respecto a mis compañeros. Un minuto después fue Fernando el que también tuvo que bajar un poco el ritmo, uniéndose a mí. Ismael nos sacaba unos 20-30 m. Con mucho esfuerzo, me sobrepuse de mi debilidad y conseguí subir el ritmo, dejando atrás a Fernando y acercándome a Ismael poco a poco. Antes del kilómetro 18 ya había alcanzado a Ismael y lo superé. En ese momento y a tan poco de la meta, lo di todo y subí el ritmo para hacer la mejor marca posible.
De este modo, sufriendo todo lo que pude, llegué a meta en 1h28'04", a una media de 4'10"/km, todo un tiempazo para mis previsiones y el entrenamiento realizado. Muy contento! Además, el corte de la pierna no me limitó en absoluto, con lo que acabé con una satisfacción doble. Ismael llegó 15" detrás de mí y Fernando a un minuto de mi tiempo. Los tres contentos con nuestras carreras.
En cuanto al Campeonato de España, los 4 componentes del equipo tuvieron resultados dispares: Fernando Giménez se salió, haciendo su mejor marca (1h15'15"), Javi León tuvo problemas de sobrecarga muscular en los isquiotibiales dada la altura de temporada y Esther, aún medio lesionada, y María Antonia hicieron un tiempo similar con 1h36' ambas.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

EN PARAPENTE POR VILLAR...

Hoy he hecho mi primer vuelo en parapente. Ya había volado anteriormente en avión (vuelos comerciales) y en helicóptero (en el curso de formación que dio Tragsa para las brigadas forestales), pero esto ha sido diferente. Casi diría que ha sido lo menos impresionante... pero sólo hasta que me he empezado a marear...
Pero empecemos por el principio, ¿no?, el génesis: ¿cómo me he decidido a volar?
Bueno, yo no sabía lo que iba a hacer cuando me apunté a las brigadas de emergencia, pero allí coincidí con Nando, un chico que hace parapente -es un crack: va con la selección autonómica incluso- y claro, tras todo el verano hablando de nubes, vientos, velas... y como siempre quiero probar nuevas sensaciones, pues allá que he ido!
Tras haberme liberado un poco después del examen del ADIF, ya no tenía excusas para retrasar más el vuelo, así que me he ido con Nando a Villar del Arzobispo, por tener la orientación adecuada con la previsión del viento.
Me he puesto una chaqueta, por indicación de Nando (porque volando el aire es más fresco en altura), y pantalón largo y botas de montaña por si teníamos algún arrastrón por el suelo en el despegue o aterrizaje, mientras Nando ha preparado la vela del parapente y las sillas donde íbamos a ir sentados durante el vuelo. Allí habían algunos parapentistas más (un estudiante, un bombero, un jubilado y alguno más) que nos echaron una mano por si el primer tirón de la vela nos íbamos al suelo, y antes de que me diera cuenta Nando ha levantado el parapente y nos hemos levantado suavemente y sin ningún problema de la zona de despegue de la ladera.
Tengo que reconocer que el despegue me ha parecido muy sencillo y sin ninguna sensación fuera de lo normal: simplemente estaba volando! y tan normal! Eso de tener en el cuerpo un subidón de adrenalina es lo mejor para algunas cosas! Y así, sin más, hemos comenzado a deslizarnos por la ladera de la montaña de un lado para otro, meciéndonos y subiendo poco a poco gracias al viento de ladera. Fijaos bien cómo mi mano izquierda, la que no sujeta la cámara, no se suelta de la correa que me unía a Nando: el subconsciente me daba seguridad al agarrarme con fuerza de lo que me sostenía... ;-)
Pronto hemos comenzado a subir poco a poco y, de este modo, progresivamente, súbitas ráfagas de viento nos han empezado a sacudir en medio del vuelo. No eran muy fuertes, pero se notaban, lo que hacía que el suave balanceo momentáneamente no fuera tan suave. No le he dado la mayor importancia, pero tras un rato de vuelo, supongo que lo he debido de pagar.
Nando buscaba subir (y yo encantado) y ha encontrado una corriente ascendente que nos hizo ascender a 2-3 m/s. Yo no notaba que subiéramos tan rápido, pero el instrumental que lleva Nando lo confirma. Además, para mantenernos en la corriente hemos girado en círculo, para lo que teníamos que contrarrestar el peso con el cuerpo (como cuando vas en moto). Y así hemos subido bastante. Lo malo es que no he conseguido sentir mucho la ascendente, ya que la hemos perdido rápidamente...
Pero hemos ganado bastante altura e incluso se veía algún parapente por debajo de nosotros: y había unas vistas geniales de la zona. Ya me había relajado y dejaba de asir con fuerza la sujección, pero ahí me he comenzado a sentir un poco mareado. Yo creo que ha sido por haber llevado manga larga, que me ha hecho pasar calor, unido con el balanceo continuado del vuelo... pero Nando se ha dado cuenta y ha decidido bajar para evitar males mayores.
El aterrizaje también lo ha hecho supersuave y no ha habido ningún problema. La sensación de volver a pisar el suelo ha sido rara: no se si por el mareo que traía, o por volver a estar de pie, pero en cualquier caso con alegría por la experiencia. Un buen rato después, Nando me ha preguntado si quería volver a dar otra vuelta, ya que dice que me he mareado muy rápido, pero aún no estaba recuperado y he preferido quedarme en tierra (creo que este es mi medio, jeje).
La verdad es que ha sido una experiencia diferente, muchisisísimo más suave que despegar en avión, pero más atractiva al tener el aire golpeándote en la cara y sintiendo cómo varía la fuerza del viento. Vamos, ¡se lo recomiendo a todo el mundo! Yo, seguro que repito!

domingo, 5 de septiembre de 2010

XXVIII VUELTA POPULAR A CATARROJA - V GRAN FONDO PUERTO DE CATARROJA

La carrera de este fin de semana era el Gran Fondo de Catarroja, una carrera que muy extrañamente, y pese a las inútiles quejas de algunos participantes, se realizó en domingo y por la tarde (era la primera vez que yo lo hacía...). Además, aún siendo un gran fondo (carreras de 15 km, por lo general), esta vez se disputaba sobre una distancia de 11,2 km debido a obras en la zona próxima a la Albufera.
Así pues, el domingo por la tarde, en vez de echarnos la merecida siesta de los domingos por las tardes, quedamos para irnos de carrera! Para esta carrera no tenía muy claro qué táctica utilizar (la de salir conservando, o salir en plan suicida tipo José Manuel), pero al estar seguro de que no eran 15 km, decidí utilizar la segunda y ver hasta donde podía llegar. Pero esta vez me salió mal, ya que en Villanueva de Castellón, a pesar de no haber entrenado, estaba bastante descansado y pude aguantar más o menos bien un ritmo fuerte, mientras que los tres días previos a la carrera de Catarroja había entrenado y no era lo mejor comenzar la temporada forzando...
Pero de esto me di cuenta tras acabar la carrera: no adelantemos acontecimientos!
Tras calentar un poco con Javi León y José Manuel nos situamos bastante bien para la salida, comenzando con las féminas: nada más salir iba tras Patricia Montalvo, Carmen Sala y Marta Cambra, pero el ritmo de salida era muy fuerte y tras un primer kilómetro frenético (me salió a 3'29"/km) me di cuenta de que no era mi día. Poco a poco fui dejando ir al grupo que llevaba delante para intentar regular, pero aún bajando el ritmo, cada vez me encontraba más y más ahogado.
Kilómetro a kilómetro fui bajando el ritmo, hasta que el sexto (que lo hice a 4'08"/km) decidí que no podía más y bajé el ritmo para poder recuperar el aliento. Así que hice los siguientes parciales a 4'30"/km aproximadamente intentando recuperar sensaciones, que no llegaron. Me sentía con buenas piernas y de respiración y corazón me recuperé, pero de cabeza no podía forzar: llevaba mucho tiempo sin hacer nada para que mi cuerpo quisiera hacer ese esfuerzo por cuarto día consecutivo.
Decidí dejarme llevar hasta la meta y empezar a almacenar kilómetros en las piernas de cara a la temporada invernal. Sin embargo, pasado el kilómetro 10, Esther me alcanzó (cosa que me sorprendió mucho ya que estaba lesionada: qué mal debía estar yo!!!) y decidí seguir a su ritmo y ayudarla en lo que pudiera ya que llevaba a otra chica 50 m por detrás. Como vi que no iba a tener problemas para mantener su posición, volví a descolgarme de su grupito. Sin embargo, justo antes de pasar el kilómetro 11, había una cuesta tras subir de un paso inferior, y como sabía que no me estaba esforzando lo que debía y que estaba "entrenando", decidí hacer la cuesta a tope. Allí, al adelantar de nuevo al grupo de Esther y acabar 15 m por delante de ella, me di cuenta de que iba bastante bien de piernas, pero mi cabeza me volvió a decir que ese día no era día de más esfuerzos y me volví a dejar ir, con lo que me volvieron a adelantar todos!
Bueno, el caso es que esta experiencia me hizo darme cuenta de que el cansancio acumulado de varios días siempre pasa factura y que ahora en el inicio de la pretemporada se puede llevar, pero que es algo que tendré que tener en cuenta más adelante para no saturarme! Al final acabé en 46'52" y de allí, para no perder las buenas costumbres, nos fuimos de cena postcarrera a relajarnos un poco, que nos lo habíamos ganado!

sábado, 14 de agosto de 2010

XXVI VOLTA A PEU A VILLANUEVA DE CASTELLÓN

Tras un par de semanas de descanso veraniego, en el que me he obligado a descansar para pasar página de las lesiones y molestias de la temporada y preparar así la nueva temporada desde cero, tenía que hacer la séptima carrera del Circuito Diputación de Valencia para conseguir finalizarlo (sólo puedo faltar a una carrera de las 5 que quedan ahora). Esta vez se disputaba en Villanueva de Castellón sobre una distancia de 9 km con una temperatura relativamente agradable, pero bajo un intenso sol.
Casi ninguno habíamos corrido allí anteriormente, por lo que no sabíamos cómo era el recorrido, pero conociendo un poco la zona, estaba claro que sería totalmente plana (bueno, había alguna cuesta para subir y bajar al río Albaida, pero poca cosa tras la carrera de Calicanto de hace tres semanas).
A pesar de estar casi sin hacer nada, y tras el buen resultado de la última carrera, decidí salir a tope desde el principio para intentar correr con las primeras chicas y así forzarme a ir al máximo desde el principio. La idea era la de hacer las carreras a tope desde el kilómetro cero y sufrir la parte final para intentar mejorar con la rivalidad en carrera (hasta ahora siempre había corrido saliendo a controlar para darlo todo al final y muchas veces llegaba a meta con demasiada energía sin gastar).
Así que salí fuerte, haciendo los dos primeros kilómetros a 3'40", encontrándome a escasos metros de Carmen Sala y por delante de Cristina Loeda (que parece que al final petó) y Marta Cambra. A partir de ahí ya empecé a sufrir y fui bajando el ritmo poco a poco pero aguantándolo bien hasta el kilómetro 7 por debajo de 4'/km, en el que ya no daba más de mí y los rivales me empezaron a adelantar poco a poco. Así, sufriendo al máximo, hice esos dos últimos kilómetros a 4'10", acabando finalmente en 35'22" y siendo superado finalmente en recta final por Joaquín y Armando, del equipo de la UPV, y Marta, que fue quinta clasificada femenina.
Tras recuperarme un poco, me reuní con otros compañeros que iban llegando poco a poco para comentar un poco nuestras sensaciones de la carrera. Allí no estaba del todo satisfecho del resultado, pero viéndolo ahora desde una perspectiva más objetiva y como el test que me planteé hacer, lo cierto es que es un muy buen resultado con el que comenzar los entrenamientos en septiembre de nuevo, con lo que tengo muy buenas espectativas para el futuro próximo.
¡Esperemos que se cumplan!

sábado, 24 de julio de 2010

V PUJADA A LA MUNTANYA DE CALICANTO (CHIVA)

Este sábado tenía carrera del Circuito de Carreras Populares de la Diputación de Valencia en Calicanto. Esta era la tercera carrera del circuito que hacía este año (de las seis ya celebradas) y la hice en unas condiciones malas: no es que estuviera mal físicamente tras la carrera de montaña de la semana anterior, sino que la noche anterior me había quedado en Enguera de cena con los compañeros de trabajo y acabamos a las 5:30 con un grado de intoxicación bastante importante. Además, dadas las condiciones, nos quedamos a dormir allí y a las 10 ya estábamos levantados y todavía con algo de mareo.
Así, y sin dormir siesta ni nada, me fui a esta carrera de 11 km. ¡Eso no es mucho! pensareis... pero la verdad es que era una carrera bastante dura porque se subía por una carretera dentro de una urbanización hasta un repetidor que había en la montaña, subiendo casi 300 m en algo más de 4 km. Yo estaba avisado de esto, pero decidí (tal vez afectado por el alcohol) salir a tope durante la subida y una vez arriba defenderme como pudiera hasta la meta. Además, debía de defender mi condición de corredor de montaña en una carrera como esta!
Como había previsto, salí a tope y hasta el kilómetro 2-3 fui adelantando a gente sin parar hasta encontrarme a la altura de las dos primeras chicas -Maxinne y Cristina Loeda-, pero a esa altura me empezó a pasar factura el cansancio. Tuve que bajar el ritmo y pronto me adelantaron la tercera y cuarta (que al final sería la ganadora) -Carmen Sala y una de Xativa-. Llegué a duras penas a la cima y allí adelantó la quinta clasificada -Marta Cambra-. No podía seguirla...
Tras un kilómetro de recuperación, apreté un poco el ritmo y volví a adelantar a gente. Alrededor del kilómetro 7 nos cruzamos con los primeros clasificados mientras nosotros bajabamos un tramo superempinado. Ahí todos nos cagamos... ¡Dios, lo que nos esperaba!
En el kilómetro 7,5 había otro repecho, y aunque yo pensaba que me había recuperado de la subida, al poco de empezar a subir, me di cuenta de que iba sin fuerzas. Además, me adelantó la sexta chica -una chica de Correcaminos que nunca había visto-, pero yo intenté mantener el ritmo como pudiera.Por suerte no era mucho, pero pronto llegó el tramo en el que nos habíamos cruzado con los primeros, que iba del kilómetro 9 al 9,5: íbamos todos (por suerte!) casi parados aunque sin llegar a caminar.
El último tramo volvió a ser cuesta abajo y lo dí todo para hacer el mejor tiempo posible, ya que hacía mucho tiempo que no corría a tope en asfalto. Hice 47'26", bastante cansado, pero muy contento con la carrera dadas las condiciones de la salida. ¡I'M BACK!

domingo, 18 de julio de 2010

VI CAMILLE EXTREME

Hoy domingo hemos estado corriendo en Isaba (Navarra), en la parte más septentrional del Valle del Roncal, muy cerca de Francia y Huesca: se trataba de la Camille Extreme, una carrera por montaña de 31,4 km y 1950 m de desnivel positivo. Era la segunda carrera de la Copa de España (a la primera no había podido ir por estar haciendo el Trail Mitja Lluna). La carrera se llama así, según nos dijeron, por ser Camille el nombre del último oso de la zona.
Salimos de Valencia el sábado por la mañana Joaquín y yo (al final Javi y Norma tuvieron problemas físicos y, por desgracia, no pudieron venir) para llegar a primera hora de la tarde a Isaba, un pueblo pequeñito en la parte alta del valle, rodeado de montaña y valles espectaculares. Lo que más me sorprendió del mismo fue que todo el mundo hablara euskera, ya que suponía que serían más aragoneses que vascos... pero bueno, el pueblo y la gente muy bien. Lo malo es que yo venía de un cumple la noche antes y estuve todo el sábado que me caía de sueño, así que esa noche (que hacía un fresco de narices, por no decir un frío que te cagas...) preferí irme a dormir pronto que al día siguiente habría marcha!
La carrera comenzaba a las 9 de la mañana y allá que fuimos los casi 300 corredores que comenzamos, en dirección a la cumbre del Ezkaurre (2047 m). Previamente teníamos otra subida menos dura que alcanzaba los 1700 m, para bajar posteriormente para enfrentarnos con el coloso Ezkaurre que había que subir en unos 3 km un desnivel de 800 m: durísimo. Hasta ese momento la carrera había discurrido por espesos bosques de pinos y hayedos, con lo que el sol no hacía muchos estragos. Sin embargo, el último tramo de subida a la cima era un pedregal con una pendiente mortal...
Estábamos en el kilómetro 18,5 y esa subida (unida al cansancio acumulado de los kilómetros anteriores) me dejó bastante tocado. Hasta el pie del Ezkaurre había ido bastante bien, pero el ir muy próximo a Marian (que estaba seleccionada con la Comunidad Valenciana) y a Toni Torres (de orientación de la UV) me hizo ir un poco al límite y lo pagué. En la cima del Ezkaurren ya no veía a Marian, que iba por delante, y Toni me adelantó.
La bajada inicialmente era muy técnica, todo lleno de piedras que no permitían un apoyo fiable, y puesto que estaba temeroso por mis últimos problemas (esguinces y la tendinitis de la rodilla) fui con bastante cuidado. Poco a poco la bajada pasaba por prados y de nuevo por bosques, y aunque era mucho más fácil, eso no evito un par de resbalones...
Finalmente, tras 3 o 4 subiditas más, llegué al último avituallamiento y allí me uní de nuevo a Toni en la última bajada. Durante la misma, sobrepasamos a Marian y de ahí nos dirijimos a la meta. Finalmente, acabé en 4h36'04", contento por haber realizado un buen tiempo para ser mi primera carrera del año por la montaña, pero bastante castigado muscularmente, sobre todo de cuádriceps.
Y tras la carrera había comida popular, con unas migas de pastor con chistorra: muy buenas, y con el hambre que llevábamos todos, más todavía. Ahora unos días de recuperación y a intentar seguir entrenando bien!

sábado, 19 de junio de 2010

VIII GRAN FONS MANCOMUNITAT DEL CARRAIXET

Este sábado tocaba volver al mundo de la competición con la segunda carrera del Circuito Diputación de este año, ahora que ya empiezo a estar sin molestias de la rodilla y estoy empezando a entrenar con bastante asiduidad.
Nos tocaba una carrera de 15 km al lado de Valencia por el barranco del Carraixet, saliendo de Alfara del Patriarca y pasando por pueblos como Vinalesa, Bonrepòs i Mirambell, Foios o Tabernes Blanques. Como no estoy al 100% de estado de forma (y además el día antes me pegué una rodada de media hora a 4'/km), me tomé con calma la salida para no abusar de mis fuerzas. Además, hacía un tiempo espléndido y el sol prometía que íbamos a pasar bastante calor durante la carrera a pesar de que saliéramos a las 19:45h. Fui a la carrera con Javi, Pilar, Ester y Juanjo, y allí ya me encontré con gente que hacía un tiempo que no veía (Fernando, Quique, Fran, ...) y con otros que no esperaba ver allí (el Rus-O o Roger Casal).
Me lo tomé con bastante calma en la salida, sin forzar, haciendo los primeros 5 km con el Rus-O a 4´30"/km, pero como me encontraba bastante bien, tiré para adelante corriendo entre 4'20" y 4'10"/km hasta el final, con un kilómetro final por debajo de 4'/km, pero sin encontrarme en ningún momento forzado con el ritmo. Al final acabé en un tiempo de 1h04'23" bastante contento.

domingo, 23 de mayo de 2010

III TROFEO DE ORIENTACIÓN CIUDAD DE PALENCIA

Este fin de semana he estado en Palencia en la octava carrera de la Liga nacional. Esta vez la representación de la UPV-O en competición se ha reducido casi al mínimo, siendo sólo 3 los componentes del equipo que fuimos (Emili, Sergio y yo) por varias razones (exámenes, lesiones, malos recuerdos del mapa del sábado...). Además, se nos acopló para el viaje Chipi, de la UA, llegando a Palencia con el tiempo justo para cenar y meternos en el saco con las luces del suelo duro ya apagadas!
SÁBADO 22 DE MAYO - MONTE EL VIEJO (CARRERA LARGA) - 10,5 km Y 40 m
El sábado me tocó madrugar a mí más un poco más que al resto ya que salía a las 9:00 y no quería ir con el desayuno hasta arriba en la salida. Además, como Sergio, Mari Carmen y Emili salían más de una hora después, busqué un medio de transporte alternativo para no hacerles pegarse el madrugón a ellos también. Así que me fui con Vicente Cases y con el capo máximo de la FEDO, que me hicieron el favor de llevarme.
La carrera empezó con problemas. Pronto me di cuenta de la razón por la que no había ido mucha gente a la carrera: ¡ese terreno era un infierno para orientarse! Era una planicie muy extensa de encinas y carrascas que creaban barreras casi imposible de atravesar y muy irregulares, con lo que no te permitían seguir una ruta, haciéndote la vegetación desviarte con mucha facilidad sin darte ni cuenta...Ya me lo habían contado y me esperaba algo así, pero fue bastante complicado.
A las primeras de cambio ya perdí 3 o 4 minutos (nada para lo que perdería después!) buscando la primera baliza que estaba a 100 m de un camino. Pronto me desvié de la ruta y enseguida me desubiqué, así que lo que hice fue volver al camino para volver a entrar a rumbo y así la encontré más o menos.
Pero para la segunda fue todavía peor. Yo intentaba guiarme con los árboles (encinas o quejigos) destacables que venían marcados en el terreno, pero era muy difícil reconocerlos!!! Había tantos!!! Me perdí bien perdido: lo primero que hice fue buscar una zona abierta, pero aunque creí encontrarla, creo que encontraría otra cosa, porque de repente me encontraba en un sitio desconocido. Incluso me salí del mapa. Como no tenía ni idea de donde estaba y llevaba un rato dando vueltas, decidí salir de nuevo al camino por el que había llegado y empezar otra vez de nuevo. Caminaba y caminaba (no corría, por supuesto... intentaba ubicarme) y no llegaba al camino, hasta que de repente, me encontré con mi baliza! ¿De donde vendría? Ni idea, el GPS dice que me di una buena vuelta... Estuve más de 20 minutos para encontrarla, perdiendo más de 15 minutos. ¡Mal había empezado! Y lo que me quedaba!
Las siguientes 3 balizas las hice más o menos bien, al estar próximas a un barranco. Después intentaba leer bien el mapa y ubicar los árboles singulares, pero en la 6ª baliza me volví a desviar del rumbo... A partir de ahí, combiné balizas que encontraba con relativa facilidad con otras que me costaba sangre, sudor y lágrimas... ¡El resto del mapa esta entero en el carrascal! Intentaba ayudarme cuanto podía de los caminos, para ayudarme de la brújula para intentar seguir un rumbo y ubicarme con los árboles singulares, pero tuve varias pérdidas más de 15-20 minutos. Salía y volvía a entrar. Una vez intenté salir 2 veces a un camino, pero la vegetación me llevó hacia otro! ¡¡¡El bosque podía más que yo!!!
Acumulando tiempo baliza tras baliza, llegué a la meta habiendo recorrido 19,5 km, casi el doble de lo teórico, con un tiempo de 2h47'46", el 22 de 28 participantes (4 no pudieron acabar...), con un sabor agridulce por haber terminado con un tiempo que no me permite llegar a la puntuación mínima para mantenerme en H21A por ahora... Tengo mucho que mejorar, si me lo permiten las lesiones...
Esa tarde, tras estudiar un poquito, salimos a dar una vuelta por la ciudad. Primero fuimos a la feria que había montada. Emili y Mari Carmen comieron unos churros y yo un heladito... Después nos fuimos al casco antiguo y los parques de la ciudad para ver un poco la zona por la que correríamos al día siguiente. La distribución de calles no parecía muy compleja. Además, encontramos una pegatina en la calle mayor con el número de una baliza: "200". Ya sabíamos dónde acabamos! Así que por donde pasábamos íbamos mirando a todos lados a ver si veíamos alguna más, y vimos 3 o 4 más.
Por la noche, cenamos y nos echamos unos bolos que encontramos, aunque nos quedamos con las ganas de ver a Emili en el karaoke... jejeje.
DOMINGO 23 MAYO - PALENCIA CENTRO (CARRERA MEDIA) - 6,7 km 10 m
Tras el palo del sábado, tenía una buena oportunidad de resarcirme en la carrera media, una prueba urbana que se ajustaba bastante bien a mis condiciones. Además, debía aprovechar el paseo del día anterior... ;-)
De nuevo volvía a salir de los primeros, a las 10:21, que venía muy bien para evitar el aumento de personas que estarían por las calles en horas posteriores. Salí rápido y haciendo buenos parciales. Tenía incluso tiempo para adelantar la ruta de balizas posteriores. Así, en la baliza 22 iba en 4ª posición a 3'30" del primero, habiendo cometido algún error en alguna elección de ruta. Pero en la siguiente baliza perdí un par de minutos al desorientarme por 2 veces en un cruce debido al cansancio y elegir mal la calle por la que pasar: una pena. De ahí al final, el cansancio se hizo notar haciéndome bajar un poco el ritmo y eligiéndome mal otra ruta.
Finalmente llegué a meta con 41'50", en la posición 13ª, de los 23 participantes, con una mala sensación. Se notó que estoy sin entrenar... a ver si puedo retomarlo y me lo permite la rodilla.
Al final, el caso es que pasamos un buen fin de semana, con 2 carreras para olvidar en las que no saqué los resultados esperados, pero que gracias al domingo, me acercan un poquito más a la permanencia esta temporada, que es mi objetivo!

domingo, 16 de mayo de 2010

X TROFEO VILLENA ORIENTACIÓN

Tras haber realizado ayer los 15 km de Massamagrell, y aún estando algo cansado por la falta de costumbre de correr tras mis problemillas de la rodilla, esta mañana me he ido a Villena a realizar la sexta carrera de la liga autonómica de orientación, de la que sólo había podido hacer una sólo prueba. Este año estoy en categoría Élite y no me he podido medir con la auténtica élite nacional, pero dado mi estado no estaba dispuesto a forzar nada para evitar recaídas y me lo he tomado con bastante calma.
La carrera se disputaba en la ladera norte de Peñarubia, en el mismo terreno que se celebró el año pasado el Campeonato de España (al que no pude ir), con lo que todos sabían el terreno que se encontrarían. Era una carrera de 6,9 km con 22 balizas y 375 m de desnivel positivo, pero la gran cantidad de arbustos en buena parte del recorrido hacía muy difícil la carrera y a veces la simple progresión a pie.
Salí mal, equivocando el rumbo a seguir unos 30º, pero pronto me di cuenta y conseguí reubicarme sin problemas. Las siguiente balizas las encontré sin problemas y siguiendo una buena ruta, pero al no llevar un buen ritmo, perdía del orden de 1-2 minutos por baliza. En la 6ª baliza había un tramo largo en la que erré la ruta a seguir al buscar un camino que subía por la empinada ladera del monte que me hacía subir y bajar un desnivel innecesario, habiendo podido llegar hasta la misma a curva de nivel campo a través por un terreno bastante bueno... El caso es que me calleron casi otros 5 minutillos.
Las 2 siguientes balizas estaban en un terreno muy escarpado e incómodo, que realicé andando a duras penas entre los arbustos, con lo que seguía acumulando tiempo, aunque encontraba las balizas bastante bien. A estas alturas, y un poco cansado de pelear con la vegetación, perdí la concentración y en las balizas 9 y 10 me despisté un poco y a pesar de pasar muy cerca de ambas balizas, no las vi y anduve dando vueltas sobre ellas un tiempo hasta que me daba cuenta que las tenía ante mis narices... Perdí otros 10 minutos así...
Después me recuperé, encontrando las siguientes balizas aceptablemente bien. Al salir de la baliza 14 volví a fallar en la elección de ruta por no pararme a leer el mapa un segundo, dando una vuelta bastante tonta, perdiendo otros 3 minutillos. Las siguientes balizas las encontré bastante bien, pero el cansancio físico al final me hizo perder tiempo en un par de balizas más...
Al final acabé en 1h58'03", en la posición décima de 12 participantes, a más de 45 minutos del ganador, Antoñico, pero acabé con un sabor relativamente bueno ya que salvo un par de balizas y algún despiste tonto, encontraba las balizas con rapidez. Espero seguir mejorando en la siguiente, que será complicadilla en Palencia...

sábado, 15 de mayo de 2010

IX 15 KM VILLA DE MASSAMAGRELL

Hoy sábado he hecho la primera carrera del año del Circuito de Carreras Populares Diputación de Valencia, después de haberme perdido las 2 primeras carreras del mismo. Se trata de los 15 km de Massamagrell, una carrera de nivel nacional (había muchos keniatas, que al final fueron los ganadores, con estrellas nacionales como Chema Martínez), que esta vez formaba parte del circuito siendo además campeonato autonómico de 15 km.
Yo llegaba a esta carrera sin haber entrenado prácticamente nada desde la lesión de la rodilla y con el posible cansancio muscular (que al final no apareció) tras el ultra de 2 semanas antes.
Así, quedé con unos cuantos del club para ir para la carrera con tiempo debido a la gran participación y tras estar de charla con unos y otros fui a la salida sin calentar ni nada. La idea era salir calentando suavemente con Javi León, que también está recuperandose de sus problemas en la rodilla, y según nos viéramos acelerar un poco conforme íbamos avanzando.
La carrera empezó con tropezones y con gente adelantandonos como locos por las estrechas calles de Massamagrell mientras nosotros rodabamos suavemente. Íbamos muy tranquilos y estábamos seguros que gran parte de los que ahora nos adelantaban luego pasarían problemas... Salimos los primeros kilómetros a 5 min/km mientras que Pilar y Juanjo, que estaban en el público, nos decían que nos estábamos tocando los ...
En el kilómetro 5 rodábamos a 4'45" y se nos había unido Carlos Sala del Runnersworld, que también estaba tocado y quería ir despacio como nosotros, así que hicimos un grupo de cojos. Poco a poco íbamos llendo más rápido y sobre los kilómetros 8 y 9 me comencé a encontrar incómodo con el ritmo de 4'30" ya que no estoy acostumbrado a correr a ritmo fuerte durante mucho tiempo. Sin embargo, llegados a esa altura pasamos por un tramo cuesta arriba que me vino muy bien y me hizo recuperar buenas sensaciones al conseguir mantener el ritmo. Me animé mucho y alcancé a Javi y Carlos, que iban cerca, y a partir de entonces comenzamos a aumentar más y más el ritmo, adelantando a muchísima de la gente que al principio nos adelantaba, acabando por debajo de 4 min/km.
Hicimos un tiempo de 1h08'38", pero lo más importante es que las sensaciones fueron muy buenas y la rodilla no se resintió en absoluto. De ahí nos fuimos a cenar y a casita, que yo tenía al día siguiente carrera de orientación...

domingo, 2 de mayo de 2010

TRAIL MITJA LLUNA

Este finde he corrido el Trail Mitja Lluna, un trail de 80 km por las montañas del interior de Alicante que salía de Guadalest y llegaba a Alcoi con 4500 m de desnivel positivo. Iba a la carrera con bastantes dudas sobre mi rendimiento y mi estado físico... demasiadas para querer hacer una carrera de este tipo, pero el deseo y las ganas de hacerla me hicieron arriesgarme a intentarlo aún a riesgo de lesionarme más de lo que estaba. Además, tras el maratón de Valencia, casi no había podido correr por la tendinitis que había tenido en la rodilla y mi poco entrenamiento había sido con la bicicleta, con salidas de 3-4 horas, por lo que sabía que me faltaba mucho entrenamiento. Por suerte, todo fue muy bien.
El viernes por la tarde salí hacia Albaida, donde dormí en casa de Mila (gracias!), una compañera del equipo de orientación que también iba a participar. El sábado nos levantamos a las 4:30 de la mañana para estar en Alcoi a las 6 de la mañana, hora a la que salían los autobuses hacia Guadalest (586 m) para recoger el dorsal y salir puntualmente a las 8 de la mañana.
Tras bordear el pantano, comenzamos a subir por un camino que zigzagueaba por la montaña subiendo a la Serrella por sendas con gran pendiente, alcanzando las cimas de la Mallà del Llop (1360 m) y la Cava de Neu (1350 m) cresteando la sierra. Las vista de toda la sierra de la Serrella eran increíbles, con Aitana delante y el Puig Campana al fondo... muy bonito. La bajada era también muy inclinada y muy técnica, lo cual me provocó un dolor insoportable en la rodilla lesionada que me hizo ver las estrellas a pesar de llevar incluso los bastones para reducir el impacto sobre la rodilla y pensar en la retirada ya en el kilómetro 19 aproximadamente...
Así, sin poder correr tras la bajada, llegué caminando al primer pueblo del recorrido, Facheca (769 m) en el kilómetro 23. Hasta ese momento había hecho un tiempo bastante bueno, con nubes y claros al principio que hacían el avance todo lo suave que permitía el recorrido, pero a partir de la bajada el cielo se había despejado y el sol se hacía notar de una manera tremenda, lo que nos hacía sudar y deshidratarnos con facilidad. Yo seguí caminando con la esperanza de poder hacer el recorrido caminando y poder soportar el dolor durante el resto de la carrera.
En las subidas no tenía ningún dolor, pero cada vez que el camino se ponía cuesta abajo e intentaba trotar un poco, el dolor me hacía desistir y continuar caminando mientras el resto de corredores me adelantaban. Tras pasar por Catamarruc nos adentramos en el Barranc de l'Encantà: tal vez lo más bonito de todo el recorrido que no disminuyó el tormentón que nos cayó durante todo ese tramo. Era preciosa la bruma que había en el interior de ese barranco tan profundo y tan verde... No lo puedo describir con palabras, pero me encantó!
Tras pasar el pantano de Beniarrés, llegamos al pueblo de Beniarrés (398 m) en el kilómetro 44 calados hasta los huesos. Allí estaba la bolsa de recambio, pero como soy tan listo, no había dejado ropa para cambiarme, así que tuve que continuar con toda la ropa mojada hasta el final de la carrera. En ese avituallamiento, un chico me prestó un spray para el dolor de la rodilla, y aunque sabía que no me haría nada, me lo puse.
De este pueblo nos dirigimos a la sierra del Benicadell, con una subida bastante dura, pasando por un collado a casi 1000 m. Nada más pasar a la otra vertiente de la sierra, nos encontramos con una niebla superdensa que no dejaba ver mucho más allá de 5 m. En esa subida había adelantado a muchísima gente puesto que forzaba todo lo posible para subir rápido al pensar que no podría bajar rápido. Pero cuál fue mi sorpresa, cuando tras pasar el Benicadell probé a trotar en las bajadas y cada vez me dolía menos la rodilla!!! Me animé un montón y durante el tramo hasta Agres sólo me pasaron 2 corredores. Tras pasar el puerto de Albaida nos dirigimos hacia Agres (722 m), kilómetro 63, donde recibían a todos los corredores como auténticos héroes y nos daban un subidón de motivación para realizar el último tramo de la carrera.
Tras un rápido descanso y comer un poco más, me dirigí hacia la subida al Montcabrer (1390 m). Las vistas desde la parte alta de esta sierra eran también espectaculares. Hasta ese punto había ido sólo casi toda la carrera, pero al llegar a la parte alta de este pico, la noche había caído sobre nosotros y tocaba usar el frontal. Yo llevaba el mío junto con las pilas de repuesto, pero cuando lo puse me di cuenta de que casi no me quedaban pilas y no veía mucho. Pero por desgracia, no podía abrir el frontal para cambiar las pilas, así que fui sin luz hasta la meta.
A esa altura de la carrera tuve la suerte de encontrarme con Noel (el otro chico del GMP que participaba) y otro chico más, Juanjo, con los que pude acoplarme y correr entre ambos para aprovecharme de sus luces. Gracias a ellos conseguí acabar la meta, porque sin luz era imposible llegar al ser la senda bastante dificil de seguir... Bajamos corriendo entre tinieblas lo que se podía y caminando los tramos más técnicos, atravesando el barranco del Cinc, que se iba encajonando cada vez más hasta salir a la carretera. Este barranco debía de ser también muy bonito, pero al ser de noche, no pudimos disfrutarlo.
El último tramo fue bastante duro y peligroso a la vez, con una subida y bajada muy escarpadas y resbaladizas que nos hizo resbalar y caer en numerosas ocasiones a los tres. La verdad es que no se como llegué a la meta de Alcoi (562 m) sin luz... podía haberme matado con tanta piedra... El caso es que al final llegué a la meta en 16h25'42" en el puesto 70º de los 212 participantes en la carrera, de los cuales consiguieron llegar a la meta 163 campeones. Emili, otro compañero de orientación del UPV-O se retiró en el kilómetro 34 cuando iba el segundo... Y Mila acabó en 20h03': muy bien!
En resumen, que estoy supercontento de haber podido hacer esta carrera, sobre todo dadas mis condiciones físicas y de entrenamiento que he tenido estos últimos 2 meses, así que me considero como un auténtico CAMPEÓN. ¡Estoy muy, muy contento!
Pero para campeones, los corredores del Ultratrail, la carrera de 160 km que salió el viernes por la noche de Alcoi y que tras hacer 80 km antes de llegar a Guadalest, hacían nuestro mismo recorrido. Unas máquinas todos los que lo intentaron: comenzaron 76 corredores, llegando a la meta solo 20 cracks! Para quitarse el sombrero...

lunes, 12 de abril de 2010

RUTA A AITANA

Hoy lunes era fiesta en Valencia (creo que era segundo lunes de Pascua o algo así... no lo sé) y me apunté a una salida del Grupo de Montaña Politécnico que iba a subir a la cima de Aitana desde Benifato, así que allá fui, a hoyar la cima más alta de la provincia de Alicante.
Conmigo venían Ángeles (mi compi de piso) y Ana, una amiga suya. Quedamos a las 9:15h de la mañana en Valencia con los del GMP para salir hacia Benifato y tras hora y media de viaje, en parte por carretera de montaña con una cantidad tremenda de curvas, llegamos al pueblecito. Tras comer algo, la marcha comenzó a mediodía con la amenaza de unas nubes amenazantes en el horizonte. Tras subir por pendientes bastante fuertes para salir del pueblo y tomar varios caminos, desde los que se veían estupendas vistas del valle que teníamos a nuestras espaldas, incluidos los pueblos de Guadalest y su embalse.
Subimos poco a poco hasta un collado donde pudimos ver la otra vertiente de la sierra, incluidos el imponente Puig Campana, la Serra Gelada e incluso el Montgó entre la bruma... y por supuesto el mar. Desde allí tomamos una senda por la que cresteamos hacia la cima de Aitana.
Al llegar allí nos encontramos con la valla de la base militar y con varios militares que nos dijeron que no podíamos hacer fotos hacia la zona militar, quedándose vigilándonos mientras estuvimos allí. Por desgracia, el hito de la cima (1558 m) quedaba dentro de la zona militar, por lo que nos quedamos a escasos metros de alcanzar la cima.
Tras comer, y con un tiempo cada vez más amenazante y con el cielo totalmente cubierto, comenzamos el descenso por una ruta más directa hacia el pueblo, siguiendo una ruta botánica. El camino de vuelta fue bastante rápido, y como parecía que ya no nos llovería, aunque la sierra se encontraba ya sumida en la niebla, hicimos una miniexcursión hacia un piquito bastante atractivo que nos encontramos y que tenía a sus pies un cortado de más de 100 m de caída. Así llegamos al pueblo sin ningún problema y lo que es más importantes, ¡secos!

domingo, 4 de abril de 2010

CAMPEONATO DE ESPAÑA DE ORIENTACIÓN - XXIII TROFEO MARTIN KRONLUND

Este fin de semana de Semana he estado en Madrid en mi primer CEO. Tenía muchas ganas de participar ya que en estos tres días (viernes, sábado y domingo) se concentran las 3 carreras más importantes de la temporada y la mayoría de orientadores de España estarían allí.
Mi presencia allí ha estado en el aire hasta el último momento debido a la tendinitis de la rodilla que sufrí hace 3 semanas. La verdad es que no debería haber ido, pero son más las ganas que el conocimiento... así que tras estar en el fisio el miércoles por la noche el jueves a primera hora salí de viaje con Jaifla con destino a Moralzarzal, donde estaba uno de los 2 suelos duros que había en el CEO.
CEO LARGA DISTANCIA - XXIII TROFEO MARTIN KRONLUND (8,7 km y 350 m)
El viernes tocaba la carrera larga y yo me dispuse a probar a correr en serio por primera vez tras la lesión. Se disputaba desde el mismo pueblo de Moralzarzal. Salí tranquilo para no forzar nada e ir trotando el máximo tiempo posible, pero la primera rampa era bastante dura y todo el mundo la hizo caminando, lo que me vino bien para ir entrando en calor poco a poco. Así, sin forzar pude ir leyendo mucho el mapa y conseguí encontrar las 7 primeras balizas sin problema, aunque perdiera bastante tiempo entre tramos. Miguel me alcanzó antes de llegar a la baliza 3 y fuimos cerca hasta la baliza 7.
Hasta ese momento iba haciendo una buena carrera técnica, pero llegó la baliza 8 (mi baliza maldita del día...) donde estuve perdido alrededor de 20 minutos sin ubicarme en el mapa. Ahí perdí a Miguel que al final me sacó esos 20 minutos en la meta. Tras esa cagada continué al trote sin forzar (mi objetivo del día era llegar a la meta con la rodilla en buenas condiciones) y fui encontrando las siguientes balizas sin muchos problemas (tuve algunos fallitos a la hora de atacar balizas, pero no superaron los 2 minutos de error en alguna), lo que animaba y me hacía correr cada vez más rápido sin querer aunque sin llegar a forzar.
Así llegué a la meta con un tiempo de 1h53'48" a poco más de media hora del primero: un resultado muy bueno dado mi estado físico y el fallo tan grande que había tenido. Pero lo importante era la rodilla, en la que sentía una pequeña molestia en la zona del tendón lesionado. Poco a poco, según avanzaba la tarde, la rodilla me iba doliendo cada vez más, pasando una mala noche...
CEO RELEVOS (7,4 km y 290 m)
El sábado teníamos la carrera de relevos que consiste en realizar un recorrido entre 3 compañeros, participando por comunidades. También se celebró saliendo desde Moralzarzal, con lo que también fuimos caminando desde el suelo duro. A mí me pusieron con un equipo muy poco motivante: a uno no lo conocía (y no se presentó) y el otro era Alejandro, un junior del equipo que no se veía capaz de acabar la carrera... Por suerte no tenía intención de participar puesto que me molestaba bastante la rodilla.
Pero decidí salir en la primera posta caminando para entrenar un poco leyendo mapa reconociendo los elementos del monte sobre el plano. Iba despacio debido a la rodilla, pero fui capaz de saber en cada momento dónde me encontraba, cosa que no me pasa habitualmente y por lo que siempre pierdo mucho tiempo. El sábado fui directo a todas las balizas, con muy pocos errores de ubicación o de elección de ruta, con lo que acabé contento. El tiempo no era importante ya que mi equipo no iba a acabar...
Esa tarde estaba el sprint en la localidad de Becerril de la Sierra, pero por supuesto no fui al seguir con molestias en la rodilla. Estaba convencido de no participar el domingo.
CEO DISTANCIA MEDIA (3,7 km y 160 m)
Pero increíblemente, y tras el descanso de la tarde del sábado, el domingo no tenía casi ninguna molestia en la rodilla y decidí salir a por todas en la última carrera y competir por un buen resultado corriendo lo que hiciera falta. Esta carrera salía desde las proximidades de Becerril, tras una fuerte subida a pie en la presalida, con lo que se preveían fuertes bajadas, que era lo que peor le venía a mi rodilla.
Volví a salir muy concentrado pero sin correr a tope para no cometer errores y me fue bastante bien el primer tramo de carrera hasta llegar a la baliza maldita del día, la décima... Hasta ahí había tenido pequeños errores de ataque a alguna baliza de 30 a 60 segundos cada una, pero en esa baliza me volví a perder al menos unos 15 minutos justo en el momento en que pasamos una zona con arbustos de 1,5 m de altura que no dejaban ver nada y me despistaron totalmente. Esos arbustos continuaron hasta casi el final de la carrera y me lastraron bastante.
JC salía un minuto después de mí y me alcanzó en la baliza 3 y fuimos alternandonos en las balizas siguientes hasta esa baliza fatídica del día en la que él no tuvo ningún problema. Tras ese error me costó un poco reubicarme en el mapa y las siguientes balizas las encontré pronto con bastante suerte, pero conseguí centrarme un poco para terminar la carrera con algo de dignidad, aunque con errores a la hora de atacar las balizas en prácticamente todas las restantes.
Acabé en 1h08'55", a media hora del vencedor y sin dolor en la rodilla. Es extraño que aunque acabara sin molestias (lo cual era totalmente inesperado) estaba muy triste por la mala carrera hecha (justo lo contrario que el primer día) ya que me había esforzado mucho peleando con la vegetación para obtener peor resultado que en la larga...
El caso es que tras haberme arriesgado durante el finde y haber forzado la rodilla ahora me encuentro bastante bien y sin nada de molestias, lo cual está genial! Descansaré un par de días y comenzaré a correr poco a poco para no recaer!
Además, me quedo con las ganas de haber participado en un relevo, tendré que esperar al campeonato autonómico o al CEO del próximo año... ¡Espero estar allí!