miércoles, 14 de octubre de 2009

TROFEO DE ORIENTACIÓN CIUDAD DE TOTANA

Los días 10 y 11 de octubre me tocaba carrera de orientación en Murcia, y a pesar de mi dudoso estado físico (sólo había rodado suavemente desde mi esguince en Alcoi), pudo más mi deseo de participar en una prueba en mi provincia (además en Sierra Espuña, que se ve desde mi pueblo) que la precaución para una mejor recuperación. Pero bueno, el caso es que participé y lo mejor es que no me resentí en absoluto de mi lesión, así que estoy muy contento del resultado, ya que no hice malas carreras.
Al final fui solo a la carrera ya que ni mis hermanos ni mis padres quisieron venir a participar, a pesar de mis recomendaciones y de contarles de que era superdivertido (Julio no podía porque tenía un examen de una oposición el domingo... :-) ).
La carrera del sábado era una carrera de 4,8 km por una zona de bosque blanco bastante fácil de correr. Yo llevaba en el tobillo izquierdo (la del último esguince) una tobillera de neopreno que es la que llevo (gracias, Esther!) desde que me lesioné y en el derecho (que me había torcido varias veces en los 5 Días de Palencia) llevaba la tobillera rígida de Héctor que me prestó para ver como me iba (y que va bastante bien, por cierto, si no fuera porque se me clavaba un poco en el lateral externo del pie, tal vez por ser una talla algo pequeña). Así que salí trotando suavemente y clavando las balizas iniciales ya que tenía tiempo para ir leyendo el mapa con tranquilidad. Poco a poco me fui animando y cada vez trotaba más rápido al no notar ninguna molestia. Así hice toda la carrera con sólo un par de fallos a destacar en las balizas 6 y 13 de al menos 3 y 5 minutos respectivamente, acabando en unos dignos 57'46". Además, se me olvidó el sprint y tras picar la última baliza antes de meta, me paré hasta que un espectador me dijo que me faltaba el sprint! Estoy empanao...

Pero aún quedaba la noche, que fue más larga que la carrera... Había venido a pasar el puente a Bullas Charo y había quedado a cenar con la gente de La Tribu. Yo pensaba quedarme a cenar e irme a casa a descansar ya que notaba que el tobillo no estaba totalmente recuperado, pero al final me acosté de copas a las 3 de la mañana algo tocadito, teniendo que levantarme al día siguiente a las 8:30h para ir a la segunda carrera...
No se cómo lo hice, pero me levanté bien y me fui otra vez hacia Las Alquerías por aquella carretera... (sin comentarios). El domingo era una carrera algo más corta, de 3,6 km. El pie me molestaba, pero no era el tobillo, era el lateral del pie izquierdo (tal vez corrí en alguna posición diferente para protegerme de otro posible esguince y se me cargó otra parte del pie). El caso es que la carrera me fue mucho mejor que el día anterior, clavando prácticamente todas las balizas y trotando a un ritmo bastante aceptable. Sólo fallé en la baliza 13 (la maldita...), donde perdí unos 6 minutos, pero terminé 9º (de 47 participantes) con 43'13", justo detrás de Sergio a pesar de no haber forzado en la carrera. Pero seguro que si hubiera corrido al 100% la hubiera cagado más, jejeje.

3 comentarios:

  1. Tío, deberías hacértelo mirar :-P

    ResponderEliminar
  2. El qué? El cerebro, por mi falta de conocimiento? Ya, un dia de estos...

    ResponderEliminar
  3. Ambas cosas, después de lo de la bici antes de las pruebas queda confirmado...

    ResponderEliminar